Leer más...

 

Pesquisador Virtual

Fundada en 1968 por la Universidad Central de Las Villas, dada la creciente necesidad de dar respuesta a las interrogantes surgidas, debido a los grandes incrementos de áreas de siembra,  se ubicó inicialmente en áreas de  la Estación Experimental de Caña “Jesús Menéndez”, en el municipio Calabazar de Sagua, al norte de la provincia Villa Clara. Por otra parte, los objetivos planteados en 1967, desde que se aprobara el Programa Nacional de Desarrollo Arrocero, requerían de una transformación en la tecnología de explotación del cultivo y de manera prioritaria, los cambio necesarios  de la estructura varietal, por lo que el objetivo primario de esta Estación fue  estudiar el comportamiento de las variedades modernas de arroz del tipo semienano   que se introdujeron  en Cuba procedentes del Instituto Internacional de Investigaciones del Arroz (IRRI), de Filipinas, las cuales sustituyeron a las variedades de porte alto (tradicionales) (Rexora, Fortuna, Blue-Bonnet y Century Patna), de excelente calidad del grano,  aunque de bajos rendimientos y  altamente susceptibles a Sogata y Hoja Blanca.

A finales de de 1969, por indicaciones del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz,  en visita realizada a la misma, la Estación fue  trasladada  hacia el “Sur del Jíbaro”, hoy Municipio La Sierpe, Provincia de Sancti Spíritus, donde desde 1967 se fomentaba uno de los macizos arroceros más importantes del País. Esta Estación fue ubicada finalmente en la latitud media de Cuba, a los 21 4´  3´´ de latitud norte y  79o 11´ 6´´ de  longitud  oeste, a una altitud de 30,175 metros sobre el nivel del mar y con suelos Gley Vérticos  típicos, predominantes en  las arroceras Cubanas.

En la Estación Sur del Jíbaro la planificación de la investigación ha pasado por transformaciones a lo largo de estos años, acompañando  a  los cambios socio-económicos y el dinamismo  típico de la ciencia.  Hasta inicios de la década del 90 del siglo pasado se mantuvo un modelo centralizado hacia la producción arrocera de las grandes empresas estatales del país y especialmente hacia el Complejo Agropecuario e Industrial Sur del Jíbaro (CAI) en la provincia de Sancti Spíritus; aunque ya desde  finales de la década de los  80  se venían desarrollando algunas acciones, no es hasta mediados de los 90 que la misión se amplía también al movimiento de Arroz Popular en la Región Central del País (Provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila), surgido por la motivación de resolver el autoabastecimiento familiar, el cual tiene sus bases, según se conoce, en la producción de arroz con tecnologías de bajos insumos, en una gran diversidad  de formas productivas y medios ecológicos.  Este movimiento requería de forma rápida,   transferencia  tecnológica,  capacitación, introducción de variedades para riego,  secano, así como de labores de  extensionismo  adaptado a las condiciones de cada lugar. En fecha más reciente, amplió su espectro investigativo al formar parte del recién creado Grupo de Granos como organización productiva del MINAG, donde se introdujeron investigaciones sobre el frijol, maíz, sorgo y soya

La investigación de la rama arrocera en nuestro país fue impulsada precisamente con la creación de este centro y se amplía con la incorporación de estas nuevas variedades de granos, a la vez que de un modo paralelo surgieron  un grupo de técnicos, los que a lo largo de estos años han jugado un papel determinante en la investigación, la innovación tecnológica y la transferencia de tecnología, realizándose aportes significativos:

Al Programa de Mejoramiento:

Se han evaluado más 17 000 líneas híbridas de diferentes generaciones y se ha participado como autoría o coautoría  en la obtención de 36 variedades de arroz.

Al Manejo Integrado de Plagas:

Se han realizado estudios, con  resultados excelentes, en las principales plagas del arroz, como son: Tagosodes orizicolus, Lissorhoptrus brevirostris, Oebalus insularis y Spodoptera frugiperda.

En 1973 se realizaban  10.6 aplicaciones de insecticidas por campaña de siembra, los estudios  han permitido reducir las mismas  a 1.6,  incluidas  las de bioplaguicidas.

Para Lissorhoptrus brevirostris (Picudito acuático) lo más utilizado actualmente es Metarhizium anissopliae; con el consiguiente ahorro de plaguicida químico y la protección al Medio Ambiente.

Se generalizó el control de  Spodoptera frugiperda (Palomilla) mediante la lámina de agua, alcanzando hasta el 83 % de efectividad.

Al Programa de Fertilización:

Se han estudiado y  recomendado las dosis de macro elementos a utilizar en las nuevas variedades de arroz  introducidas;  Se estudió y recomendó la dosis y residualidad al Cinc en arroz; se han solucionado también desórdenes nutrimentales relacionados con la deficiencia y toxicidad causada por hierro,  se han probado y aplicado diferentes sustancias orgánicas y recomendado su empleo fundamentalmente en áreas de campesinos.

Al Programa Nacional de Producción de Semilla.

Durante más de 35 años se ha producido Semilla Básica de variedades de arroz, en número de 3 a 5 cultivares por año,  con vistas a su entrega a las granjas especializadas.

Al Control de malezas:

Se ha estudiado y validado la dosis y momento de aplicación  de más de 35  nuevos herbicidas.

Se determinó el umbral de económico  del Arroz Rojo.

Se han identificado y caracterizado desde el punto de vista morfo-agronómico 39 biotipos de Arroz Maleza, recolectados fundamentalmente en áreas de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro y áreas del sector popular.

Volver